Lala, tu guía virtual
   
  Website sobre Zufre independiente, altruista, sin ánimo de lucro, sin hipotecas políticas, a tu libre disposición.
  Pueblos blancos
 

         Los pueblos blancos de la Sierra 

En Zufre, Higuera de la Sierra, Aracena, Corteconcepción y Puerto Moral se puede admirar el blanco inmaculado de la cal de las casas cuyo brillo se funde magistralmente con el fresco verdor de una vasta vegetación que inunda de belleza toda la zona este de la Sierra de Aracena.

Jabugo es un lugar mundialmente conocido por sus productos cárnicos y, en especial, por su exquisito jamón, elogiado y apreciado por los más prestigiosos maestros de cocina. En el fondo de un fértil valle repleto de castaños y frutales, Galaroza recibe al visitante entre el rumor de sus fuentes y el encanto de sus casas. Es Fuenteheridos, una localidad donde el agua adquiere una relevancia especial y Valdelarco, que se extiende por una maravillosa ladera rodeada de bosques de castaños, alcornoques y encinas, es la que aporta la nota de color al abigarrado paisaje de la Sierra de Aracena.

Aracena, en el corazón de la sierra homónima y de Picos de Aroche, es el punto de encuentro por excelencia del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche y está surcada por multitud de pequeños barrancos y riberas, representando, por otro lado, uno de los puntos más importantes, al encuadrarse aquí el nacimiento del río Odiel, en el paraje de los Marimat

En plena Sierra Morena, e integrados en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y de Picos de Aroche, se hallan tres municipios con mucho que decir en el global histórico de la provincia de Huelva: Aroche, Cortegana y Almonaster la Real. Estas sierras poseen algunos paisajes de especial belleza, a los que el visitante puede acercarse para disfrutar de magníficas vistas. Además de disfrutar del medio ambiente, las calles de estos pueblos contienen monumentos y edificaciones de especial interés, a los que es necesario dedicarles su tiempo.

La ruta que ahora les proponemos guarda especial encanto y engloba a un nutrido grupo de poblaciones que se encaraman de forma magistral en torno a la Sierra de Aracena. Aroche, pueblo agrícola y ganadero, rodeado de verdes huertas y frondosa arboleda que riegan las aguas de la ribera del Chanza y la de la Peramora, es el pueblo más septentrional. Uno de los grandes alicientes es pasear por Aroche.

El ojo humano se encarga de descubrir el duende que tiene esta localidad, por sus calles y sus barrios, sus casas encaladas y calles empedradas. Entre los monumentos más destacados de Aroche se halla su castillo, del siglo XII, que se encuentra dentro del recinto urbano, rodeado por el caserío y que actualmente sirve de sede del Museo Arqueológico Municipal. Cuenta también en las proximidades con la llamada ermita de San Pedro de la Zarza, del siglo XIII. Su recinto amurallado está englobado actualmente por el caserío.

Por último, hay que destacar las Casas Solariegas de Aroche. Se trata de un conjunto de casas de familias nobles, unas dentro del núcleo histórico de la villa y otras en el campo, como la del Conde del Álamo (actual cuartel de la Guardia Civil), el Palacio de los Tinocos o la del Marqués de los Arcos. Por su parte, Cortegana, al pie de la colina donde se levanta su castillo, está situada entre bosques de castaños. El núcleo urbano se levanta al este del término municipal, a una altitud de 690 m. El término se caracteriza por una topografía accidentada, donde pequeños valles se entremezclan con cabezos y cerros que no llegan a alcanzar los 800 m.

El castillo que domina Cortegana está en un buen estado de conservación, y es lo que primero entra por los ojos del visitante. Pero no hay que quedarse sólo en él, pues en esta localidad hay un gran ambiente, unas fiestas populares magníficas y otros monumentos, como la iglesia parroquial del Divino Salvador, declarada Monumento Nacional. Almonaster la Real tiene viviendas de muy variados estilos, todos ellos muy bien ambientados en un conjunto con un gran interés urbanístico. Lo más destacado de Almonaster es una joya arquitectónica de riqueza singular rara avis: la Mezquita rural de Almonaster. Otros monumentos de singular interés son la Iglesia de San Martín y, adosada a ella, la Portada Manuelina del Perdón. La Ermita de la Trinidad comparte espacio en la plaza de la Constitución con el Ayuntamiento y la Casa-Palacio de D. Miguel Tenorio de Castilla.

Frente a la Ermita de la Trinidad está la antigua Casa Rectoral, y en la cercana calle del Pino hay una ventana de ladrillo árabe, ejemplo perfecto de la conservación de la arquitectura de la villa. Desde la calle de la Fuente se llega a la Fuente del Concejo, de ahí a la Ermita del Señor, y más adelante hasta la de San Sebastián, cuyos restos son del siglo XVI. Atravesando la plaza del Llano se accede al conjunto de fortaleza (muralla de fabricación romana y árabe) y la Mezquita, anteriormente mencionada (edificio califal del siglo X levantado sobre restos visigodos y romanos).

El paisaje cambiante

Pero no acaba aquí nuestro periplo por la Sierra de Aracena. A medida que vamos avanzando por ésta encontraremos un paisaje cambiante de sierras abruptas y barrancos encajados que esconden a cinco de los pueblos más importantes de la zona y de la provincia, como son Zufre, Higuera de la Sierra, Aracena, Corteconcepción y Puerto Moral.

El viaje desde Zufre nos mostrará paisajes cada vez más abruptos, hasta llegar a las mismas entrañas de la Sierra de Aracena. Higuera de la Sierra destaca por sus importantes núcleos de casas y por una colorista y original Cabalgata de Reyes Magos en enero. La siguiente parada será Aracena, que resalta por sus casas blancas que queda realzada por la belleza de sus monumentos. El siguiente pueblo es Corteconcepción, municipio singular que ha sido declarado conjunto histórico-artístico, no sin razón. Entre sus edificios más emblemáticos hay que mencionar la ermita de San Juan Bautista, de estilo barroco popular del siglo XVIII.

Por otro lado destaca también la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Concepción. Desde Aracena, nos habremos adentrado en el Paraje Natural de la Sierra que lleva su nombre y desde Puerto Moral tendremos la ocasión de acercarnos a la presa de Aracena, en el embalse del mismo nombre. Zufre se halla al este de la Sierra de Aracena y da paso a un recorrido por los territorios más encrespados de la provincia de Huelva.

Los picos más elevados de toda la provincia comienzan a despuntar ahora con toda su fuerza. Los verdes bosques nos acompañarán todo el camino durante el paseo. Los árboles viejos, la abundancia de vegetación, suaves olores de las flores de montaña se mezclan dando lugar a la aparición de uno de los Parques Naturales más importantes que los onubenses se enorgullecen de tener. Por el Parque natural de Aracena y los Picos de Aroche el paisaje no es uniforme, y a veces dibuja suaves formas que se ven quebrantadas por impresionantes macizos calcáreos. Puerto Moral está muy cercano al importante Pantano de Aracena. La naturaleza que acompaña toda la zona se rodea de bonitos paisajes y vistas como las que ofrece el Mirador.

Desde Puerto Moral se levanta un extenso valle situado entre montañas y allí, imponente, el pantano de Aracena se ofrece en toda su magnitud. En Puerto Moral destaca la Iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo. Aracena, en el corazón de la sierra homónima y de Picos de Aroche, es el punto de encuentro por excelencia del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche y está surcada por multitud de pequeños barrancos y riberas, representando, por otro lado, uno de los puntos más importantes, al encuadrarse aquí el nacimiento del río Odiel, en el paraje de los Marimateos. Se encuentra por otro lado enclavada entre el monte de la Cruz y el Cerro del castillo, que da nombre a la Sierra. Aracena es, sin duda, es el eje de toda la comarca. Tanto su historia como su patrimonio artístico son admirables.

La ciudad está presidida por el Cerro del Castillo, sobre el que se alza la hermosa Iglesia Prioral del Castillo y los restos de una vieja fortaleza. Bajo el cerro aparece la Cueva de las Maravillas, un maravilloso entorno natural repleto de laberintos de simas y pasadizos, lagos de increíble belleza y, por todos lados, paredes y techos inundados de caprichosas estalactitas y estalagmitas. Es una cueva "kárstica", que ha sido acondicionada para su visita. En ella se ofrecen espectaculares juegos de luz, color y música en los que han intervenido músicos del prestigio de Luis de Pablos. Como antesala, está el Museo Geológico-Minero. Destaca, por otro lado, la Fuente de La Zulema, así como la Iglesia Prioral del Castillo, y la de la Asunción, de estilo renacentista de principios del XVI. El Carmen, fue construida en el más puro estilo sevillano, y Santo Domingo, levantada sobre el antiguo Hospital de San Sebastián.

Entre las edificaciones civiles hay que destacar el antiguo Ayuntamiento, obra medieval situada en la plaza Alta y el Palacio del Obispo Moya, del siglo XVII. En los alrededores de Aracena, a 4 kilómetros, hay que destacar los yacimientos arqueológicos de Castañuelo, con restos del Bronce del Suroeste y la Edad del Hierro. Otros municipios que es conveniente visitar se hallan en la zona central de la Sierra tales como Jabugo, y dentro de los ejes de comunicación Sevilla-Lisboa y Huelva-Badajoz. Es un lugar mundialmente conocido por sus productos cárnicos y, en especial, por su exquisito jamón, elogiado y apreciado por los más prestigiosos maestros de cocina.

En el fondo de un fértil valle repleto de castaños y frutales, Galaroza recibe al visitante entre el rumor de sus fuentes y el encanto de sus casas. Galaroza está situada en el valle de la ribera del Múrtiga, en la zona central del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. En la serranía septentrional de la provincia, encontramos también el término de Fuenteheridos, una localidad donde el agua adquiere una relevancia especial y su exuberante huerta nos revela la importancia del líquido elemento y la riqueza de este valle enmarcado entre tres cerros principales.

Otro municipio singular es Valdelarco que se extiende por una maravillosa ladera rodeada de bosques de castaños, alcornoques y encinas. Un singular trazado urbano, con casas encaladas y de rojas tejas, aparece ante el viajero, que, respirando ese sabor hondo de los pueblos andaluces, se deja atrapar por el encanto de la villa. Termina este amplio recorrido en un municipio que ha sabido conservar su identidad, y en el que la idiosincrasia de sus gentes y el marco incomparable del medio físico hacen de Valdelarco y de toda esta zona punto de encuentro entre los amantes del turismo rural.

Gastronomía y fiestas

En Aroche tenemos las de Semana Santa. En el Pregón del Descendimiento, los jóvenes del pueblo ayudan a descender de la Cruz a un Cristo articulado. Otro pregón es el llamado de Pilatos, en el que se lee una sentencia del gobernador romano. También se celebra la Romería de San Mamés, del domingo al martes de Pentecostés. La Feria es el segundo domingo de agosto y también se disfruta de los Carnavales. Además del Carnaval, en Cortegana tenemos la Romería de San Antonio, que se celebra en el mes de junio y, en septiembre, las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Piedad. En Almonaster la Real se celebra el 3 de mayo el Día de la Cruz, en el que rivalizan las hermandades de La Fuente y la del Llano y en el que se cantan los fandangos de Almonaster. La Romería de Santa Eulalia viene celebrándose al menos desde el 1700.

Los romeros salen al amanecer del tercer sábado de mayo vestidos con el traje típico de la zona y pasan el día junto al santuario con corridas de toros y otros festejos hasta Misa del Alba. Dentro de la gastronomía arochena tenemos las famosas Sopas de Peso, que se hacen cuando se van a pesar los cochinos. Otros platos típicos son las salchichas de aguardiente y las boronías. En la cocina corteganense destacan los huevos nevados, la chanfaina, las carrilleras en salsa o el arroz con setas. En Almonaster la Real, los platos típicos son la sopa de olores, los roscos de vino o el gazpacho de invierno. En Zufre se pueden degustar los sabrosos gurumelos (setas), el gazpacho serrano, migas, menudo de chivo y chacinas.

En repostería, destacan los pestiños y torta de chicharrones. Por otro lado, en la gastronomía de Corteconcepción, destacan los huevos moles, y como postres los pestiños y piñonates. Por último, en Aracena destaca la gastronomía de chacina. Se hace imprescindible la de cerdo ibérico. Entre los platos más importantes se encuentran el gazpacho de invierno, el caldo de matanza, el guiso de menudo, el guiso de setas y el potaje de castañas. Como grandes postres, para finalizar una buena comida, hay que tomar "poleás, florecillas y gañotes". Conviene también no irse sin probar los magníficos derivados del cerdo ibérico, sobre todo el famoso "Jamón de Jabugo", apreciado en todo el mundo y que da fama mundial tanto a Jabugo como a toda esta zona de la Sierra de Huelva. En la gastronomía de Fuenteheridos destacan las torrijas, la sopa de setas, el picadillo de invierno y el caldillo de matanza. Las chacinas, en Valdelarco y Galaroza, y el gazpacho en La Nava, son otras degustaciones que no podrá obviar el viajero.

Sus tradiciones

Las fiestas de Zufre son la Cruz de Mayo (primer domingo de mayo), las romerías de Nuestra Señora del Puerto (el último domingo de agosto y el segundo de septiembre) con caballistas. En medio de las dos tiene lugar la Feria. En Higuera de la Sierra las fiestas son la Cabalgata de los Reyes Magos, fundada por Domingo Fal Conde, que es una de las más antiguas de España. Destacan las fiestas de San Sebastián (patrón de Higuera), la Romería de Nuestra Señora del Prado, el Festival Taurino, que tiene lugar durante el mes de Agosto, donde participan importantes figuras del toreo. Mencionar también las Fiestas del Santísimo Cristo del Rosario, que se celebran en Septiembre, y las Fiestas del barrio de San Antonio.

En Aracena son muy importantes las fiestas de San Blas, que se celebran el día 3 de febrero. El Carnaval, que incluye, entre otras celebraciones, el "entierro de la cebolla". La Candelaria, que se celebra el 2 de febrero. La Semana Santa. La Feria de Mayo y la Divina Pastora, feria que se celebra el 7 de junio. En Puerto Moral sobresalen las Fiestas del "Camino", de la Cruz de mayo y la fiesta del Día del Señor que se celebra el primer domingo de septiembre. En Jabugo sobresale la Fiesta de la Virgen de los Remedios que se celebra durante el mes de julio.

La feria y las fiestas patronales tienen lugar en septiembre en honor a San Miguel Arcángel. En Galaroza sobresale la fiesta de los Jarritos que se celebra en el mes de septiembre. En la plaza de la Fuente de los doce caños está permitido mojar a cualquiera. Recuerda la costumbre de refrescarse que tenían los vendedores de piporros. En Fuenteheridos se celebra la Fiesta de la Castaña, y en septiembre tiene lugar la romería a la Peña de Arias Montano. En Valdelarco sobresale la Fiesta de San Salvador que se celebra en honor de su patrón el día 6 de agosto. Se inaugura con una solemne misa para dar paso a animados bailes y ambiente nocturno en los días siguientes. La Romería del Salvador es el primer sábado del mes de mayo.

 
  Hoy habia 75260 visitantes (170773 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Copyrigh: Diego A. Velázquez  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Web sobre Zufre y su entorno