Lala, tu guía virtual
   
  Website sobre Zufre independiente, altruista, sin ánimo de lucro, sin hipotecas políticas, a tu libre disposición.
  SOS (Alertas)
 

              Presa de Zufre
 
Esta página pretende ser, con la colaboración de todos, el tablón de anuncios de los delitos ecológicos y culturales de la villa. El primero, sin dudarlo, fue la construcción en los ochenta de la presa de Zufre, que significó la eliminación de no menos de 30.000 encinas –no respetando siquiera la época de nidificación- y la destrucción de un ecosistema ejemplar. El argumento de los puestos de trabajo alquiló conciencias y movió a esquilmar el territorio. Hoy, la presa no sólo no genera puestos de trabajo, sino que ha suprimido muchos en las mejores vegas del término, amén de flora y fauna singular. Resulta paradójico que se conmemoren veinte años de la creación de los parques naturales andaluces y no se diga nada de aquel delito ecológico sin parangón, del que también acaba de cumplirse ese mismo aniversario.
 
Vía rápida por el parque
 
El proyecto que se denomina como “acondicionamiento” de la carretera N-433, Sevilla-frontera portuguesa, atraviesa el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, declarado Reserva de la Biosfera, y consiste en la práctica en la construcción de una nueva carretera para permitir mayor velocidad a los vehículos al atravesar la sierra de Huelva, para lo que se prevé la construcción de grandes viaductos y el cerramiento de la vía con un vallado. 


A-66 a su paso por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Ineluctable barrera natural para la fauna del paraje.

               Esta división alterará gravemente el modo de vida tradicional de la Sierra y originará pérdidas de sectores económicos vitales para la zona como el agrícola, ganadero, cárnico y turístico, además de suponer una agresión al paisaje, a la cultura, a las masas forestales y a la fauna de la zona. 



Zorro atropellado en la N-630, cerca de la localidad de Santa Olalla del Cala, 13.11.08.

             Supondrá la tala de 11.000 árboles, muchos de ellos centenarios y protegios por el Parque Natural. Por último, el nivel de tráfico en la zona hace innecesaria esta infraestructura. Reproduzco a continuación un artículo al respecto muy ilustrativo:

LAS HERIDAS DEL PAISAJE (Publicado el 16/10/2009 en Infonubex)
 
"Mucho se ha escrito y visto sobre esta maravillosa comarca de la provincia que es la sierra; y mucho quedará por escribir y ver, si la mano del hombre no destruye sus encantos. Un solo árbol, unido a otros tantos, forman un bosque, una alameda, una galería… Una sola piedra unida a otras muchas forman una pared, un molino, una acequia, una pocilga, un caserío… Se nota a cada paso que este es un paisaje hecho a mano, como otros muchos paisajes; pero el paisaje de esta región es enriquecedor, variado, pintoresco, sostenible, antropológico, hermoso, bucólico, mágico, sorpresivo… ; y, no sé cuantas más calificaciones podríamos añadirle. Este no es un paisaje cualquiera, -sin menospreciar a otros-; este es el de la integración armoniosa del hombre con la naturaleza en toda su máxima expresión, el del clímax, o ecosistema en su máximo nivel de evolución. Aquí conviven también animales domésticos y salvajes en el más absoluto equilibrio. Pero no hace falta enumerar demasiados elementos de nuestra tierra para comprobar que aquí hemos sabido, consciente o inconscientemente, conservar durante siglos, cada rincón, cada costumbre. Es por todo, y porque el instinto nos lo debería pedir, que tendríamos que seguir conservando toda esta riqueza. Sin embargo, parece que las máquinas amenazan de nuevo, en nombre del mal llamado progreso, y quieren construir más vías, más edificios…; como si lo material nos salvara de toda angustia. ¿Acaso tanta belleza de paisaje vale menos que llegar 5 ó 10 minutos antes a otro lugar? No es posible que nos hayamos olvidado de que pertenecemos a la tierra, y que deberíamos adaptarnos a ella, con su relieve, su fauna y su
flora, su clima y su evolución, y no al revés, que queramos seguir dominándola y esquilmándola hasta la saciedad. ¿Dónde estaría el límite? ¿Quién marca los criterios de las distintas actuaciones sobre el medio? Tal vez son muchas preguntas para pocas respuestas. Y nadie nos asegura que el futuro siga diseñándose sobre papeles sin escrúpulos. Si hemos llegado hasta aquí con esta “salud”, no dejemos que las manos, más o menos sucias, de los que vienen de fuera nos despojen de lo que nos pertenece por el paso del tiempo. Y si llegan, irremediablemente, hoteles, supermercados, urbanizaciones… que cumplan con estrictas normas todo el respeto que se merece cada árbol centenario, o no tan viejo, de estas tierras. Y eso parece que no está sucediendo, pues hay ya bastantes ejemplos de destrucción sin ese respeto, y si son observadores pueden verlo cada día por muchos puntos de nuestros pueblos. Cristóbal Romero Vizcaino
cristobal_rv@hotmail.com 635 971 951

 
Oleoducto Huelva-Badajoz
 
El proyecto de construcción del oleoducto Huelva-Badajoz de la Refinería Balboa es "incompatible" con la conservación del parque. El trasiego de petróleo por este espacio y la construcción de carriles de acceso acrecentará los riesgos de vertido en una zona de dehesa en franco deterioro por la seca y el cambio climático. Hay estudios que prevén su total desaparición en 2050. ¡Oleoducto no!

            Lavadero del cementerio viejo
        
           La plaza aledaña al humilladero de San Sebastián acogía un viejo lavadero, destruido en los ochenta por mor de una absurda modernización. Debe ser objetivo común la reconstrucción de este bien de interés cultural, signo de identificación de nuestros pueblos.
 
 
Vorágine constructora

           Zufre, afortunadamente, ha escapado a la fiebre del ladrillo por falta de interés estratégico de los especuladores. Aprendamos la lección en pueblos como Higuera, Aracena, Santa Olalla y tantos otros e impidamos la construcción desorbitada de hilera de casas miméticas que provocan nuevos arboricidios, déficts hídricos, destruyen la belleza del conjunto y no generan nada, ni tan siquiera puestos de trabajo. Ejemplos de esta mal llamada modernidad los tenemos en esa especie de muro de contención construida a la entrada del pueblo por la calle Linares, amén del brutal impacto visual que significó la ubicación de la antena de telefonía móvil en La Solana. ¿A quién se le ocurrió tal disparate?
 
  Hoy habia 75260 visitantes (170825 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Copyrigh: Diego A. Velázquez  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Web sobre Zufre y su entorno