Lala, tu guía virtual
   
  Website sobre Zufre independiente, altruista, sin ánimo de lucro, sin hipotecas políticas, a tu libre disposición.
  Senderismo
 

El entorno de Zufre

 

Zufre cuenta con una extensa red de caminos señalizados que son de gran atractivo para el visitante. En las afueras de la villa, en el antiguo camino de Santa Olalla, pueden visitarse la ermita de Santa Zita, pequeña construcción de estructura mudéjar, labrada en los últimos años del siglo XV, así como la dedicada a Nuestra Señora del Puerto, situada en la Sierra Vicaría, a 12 kilómetros de la población, donde se celebra la romería en honor de la patrona.


Lala en el Paseo de los Alcaldes de Zufre


         
El edificio se caracteriza por sus arcos diafragmas, además de un atrio porticado construido en los años 50. En la solitaria carretera que lleva a la ermita del Puerto, el viajero tras recorrer un tramo que serpea suavemente entre los encinares y las manchas de jara llega al Puerto de las Eras, desde el que se divisa el inmenso pantano de Zufre, el mayor de los hasta ahora construidos en la Rivera de Huelva, que abastece de agua a Sevilla y su cinturón urbano. Además de su función de embalse, la presa ofrece un extenso paraje de recreo que goza del carácter de sierra-playa. 

            El Paseo-mirador de los Alcaldes es un lugar ideal para escoger la ruta, desde esta cresta de rocas calizas, de 446 metros de altitud,  se contempla parte de su extenso término municipal, con grandes proporciones de agua embalsada en el cauce de la rivera, una extensa red de caminos señalizados que serpean por la dilatación del valle, y vastas dehesas pobladas de encinas alcornoques y olivos, además de algunas huertas  que verdean regadas por los ricos veneros de la peña.


Calleja situada en los bajos del Humilladero de San Sebastián
   

  Zufre es el municipio de mayor extensión del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Su paisaje es de una singular belleza y el valor medio ambiental del territorio tan escasamente poblado es sin lugar a dudas muy grande.

Hoy en día se tienen experiencias suficientes como para saber a ciencia cierta, que la protección del Medio Ambiente debe ir a la par del fomento de la comunidad humana que lo habita. Son primordialmente los habitantes de las zonas a proteger, los que más y mejor pueden contribuir a la conservación de la Naturaleza. Por ello la elaboración de proyectos de desarrollo sostenibles, en donde se haga posible la compatibilización del bienestar socio económico de la población con la protección del Medio Ambiente, son imprescindibles para hacer viables a mediano y largo plazo las distintas figuras de protección de la naturaleza.

Los habitantes de los pueblos serranos en general, desean todos poder quedarse para vivir y trabajar en el sitio que los vio nacer. La actual tendencia de abandono de los pequeños pueblos está primordialmente motivada por la falta de expectativas laborales.

Es de suma importancia para la protección del Medio Ambiente, para velar por el bienestar social y no por último, por hacer justicia a la población que ha modelado durante generaciones estos paisajes de dehesa, que caracterizan gran parte del Parque Natural, que se creen nuevas posibilidades y campos de ocupación para la población.

El producto que se trata de poner en valor es la Naturaleza y una de las formas más naturales de poderse deleitar con ella es adentrándose en  la misma. Ni que decir tiene que la piedra angular de la infraestructura que permita ofertar este singular entorno natural es una red de senderos convenientemente señalizada y acondicionada.

Entendiendo que a parte del pueblo propiamente dicho,  es la belleza paisajística de todo el municipio,  así como su entorno natural, lo que hemos de promover para incentivar una actividad turística,  el hacer accesible al visitante dichos lugares, lo clasificamos como una de las  prioridades dentro de la construcción de la infraestructura necesaria para el fomento del turismo rural o agroturismo.

La oferta de nuestra riqueza medioambiental, así como la de un paisaje cultural único y en buena parte desconocido por la mayoría del público, solo es posible acondicionando una red de senderos, sobre la cual el visitante por su cuenta, o en grupos guiados, pueda disfrutar de la singularidad de nuestro entorno natural.

La promoción del senderismo pasa por dos pilares fundamentales, la adecuación de recorridos – “hacer senderos” y la divulgación de estos mismos – su publicación.

Lo extenso del término municipal de Zufre hace pertinente disponer de una red de al menos 100 Km, para que esta sirva de estructura base tanto para la ejercitación del senderismo, como para futuras ampliaciones, así como para la ínter conectividad de los municipios adyacentes.

El término municipal de Zufre con sus 341 km cuadrados y una altitud media de 450 m sobre el nivel del mar es uno de los mayores de la provincia de Huelva.

Los senderos que se incluyen en esta página discurren en su mayor parte por el propio término municipal, aunque salen del mismo en aquellos itinerarios que unen el pueblo de Zufre con alguno de los municipios adyacentes.

Siendo de muy baja densidad demográfica, los distintos itinerarios nos hacen disfrutar de un paisaje primigenio, en lo que cabe, cuando hablamos de la dehesa.

          No obstante de la aridez del paisaje en verano, buena parte del  municipio se destaca por la variedad de sus paisajes acuáticos. El hecho de que dos embalses, el de Aracena y el de Zufre ocupen una importante extensión del territorio, así como los meandros de la rivera de Huelva, que uniendo los dos embalses, prestan su húmeda sinuosidad al paisaje, hacen de gran parte de los itinerarios una experiencia única.


         Además de enriquecer el entorno con sus grandisos paisajes, los embalses determinan la atmósfera y motivan al visitante para ejercer toda clase de actividades al aire libre. La pesca, el baño y la práctica con las canoas son algunas de las ofertas, que de forma natural podrá encontrar el senderista en sus itinerarios.

                                    Clima

Esta región brinda las mejores condiciones para el sendrismo, prácticamente durante todo el añó, con excepción del verano. Los meses de estío, y sobre todo en horas de calor, hay que tener cuidado por el peligro de los golpes de calor a los cuales se verá uno inevitablemente expuesto. Es preferible evitar esta temporada para el senderismo o limitar esta actividad a horas de la madrugada y de la noche.

En épocas estivales y sobre todo, si hay sequía, puede ser difícil encontrar agua potable en los caminos. Por ello es muy importante de abastecerse de agua suficiente para el camino, ya que pueden pasar horas hasta encontrar en alguno de los itinerarios fuentes, manantiales o algún pozo donde abastecerse.


Pilar de "El Ejido", a la salida del pueblo por las Cuatro Callejas. Imagen de 1910.

         Aunque a veces, lo accidentado de la orografía contribuye a que no haya cobertura para los móviles, siempre suele haber la posibilidad  de subir a elevaciones sobre el terreno, que nos permitan, en caso de emergencia, pedirayuda.
 

                           Medidas de precaución

Es aconsejable tomar medidas de precaución debido al ganado, en parte bravo, que se puede uno encontrar con frecuencia, en las dehesas. …. Cuidado en la época de cría, para, sobre todo, no estar entre madre y becerro. Cuando se sienta uno inseguro ante las intenciones de algún animal, es aconsejable dar un rodeo y/o tener a la vista y alcance algún punto, en donde poder ponerse a salvo de una eventual embestida.

A parte del ganado, solo la caza mayor puede llegar a entrañar algún riesgo para el visitante, aunque este riesgo, si existe, proviene  mayormente del cazador, que del cazado. No obstante es aconsejable ser prudente en la época de la berrea, ya que los ciervos machos en sus constantes ostentaciones ante las hembras y contra otros machos, pueden no salir huyendo, al acercarnos demasiado.

Aunque poco comunes en esta comarca, hay que tener precauciones con las víboras en épocas de calor,  así como con el mucho más común alacrán o escorpión que nos podemos encontrar, sobre todo si levantamos piedras en verano.

Dado a la naturaleza del terreno, es importante cuidar el equipamiento en cuanto al calzado. El terreno pedregoso hace aconsejable utilizar calzado con suelas resistentes – el calzado para tracking, suele ser suficiente, si bien, con el clima estival, el problema surge con el exceso de calor del calzado cerrado. No obstante, y sobre todo por el peligro de picaduras de alacranes y víboras, es preferible no utilizar calzado abierto.    

 

 
  Hoy habia 75507 visitantes (171497 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! Copyrigh: Diego A. Velázquez  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Web sobre Zufre y su entorno